Salud Ginecológica y Cuidado de la Fertilidad en la Familia
marzo 11, 2024

En la actualidad la salud ginecológica y procreativa se ve afectada por distintos factores, tales como: la alimentación, el estilo de vida, el manejo del estrés, las patologías de base, entre otros, teniendo en cuenta lo anterior se debe valorar a la persona en todas sus dimensiones y es importante no sólo tratar un síntoma sino conocer la causa real de lo que está afectando su salud, así, una vez conocida la causa poder proporcionar el tratamiento adecuado y realizar el seguimiento, para los casos de infertilidad existen técnicas de reproducción artificial que tienen aspectos negativos como la eliminación del acto conyugal, es decir se crea una vida mediante un procedimiento de laboratorio, además en algunos casos va a ser producto de la unión de un espermatozoide o un óvulo de un tercero, los embriones son desechados simplemente o utilizados en experimentos y en la industria lo cual no es ético y sus tasas de efectividad son bajas, definitivamente para dar una solución efectiva y sin dilemas éticos, emplear el Modelo Creighton FertilityCare se ha convertido en una excelente opción.

El Modelo Creighton FertilityCare cuenta con evidencia científica por más de 40 años, inició en 1.976 y fue descrito por primera vez en 1.980 por el Dr. Thomas Hilgers, es un sistema estandarizado el cual se basa en la identificación de los biomarcadores del ciclo menstrual que indican a la pareja cuando se encuentran naturalmente fértiles e infértiles permitiendo utilizar el sistema ya sea para evitar o lograr un embarazo además sirve para planear la concepción, evaluar el embarazo, dar seguimiento al ciclo procreativo y apreciar la sexualidad en todas sus dimensiones, este modelo permite conocer, analizar y hacer seguimiento de manera exacta ya que cada mujer es distinta, cada una lleva su registro en la gráfica la cual está diseñada de una manera sencilla; al aplicar este modelo no se utilizan dispositivos ni medicamentos que destruyan el cuerpo de la mujer o afecten la fertilidad de la pareja, no se manipulan embriones, por el contrario respeta la vida humana desde su inicio y favorece la relación de pareja, en cuanto a la efectividad cuenta con un alto porcentaje tanto para lograr como evitar un embarazo en parejas con fertilidad normal e infertilidad y no presenta problemas éticos ni legales.

El modelo Creighton FertilityCare ofrece grandes beneficios tanto en la salud ginecológica como en la salud procreativa, sin duda es una oportunidad de brindar un camino de esperanza para aquellos que aún no han encontrado una solución real siguiendo las enseñanzas de San Pablo VI en su encíclica Humanae Vitae. Para aprender y aplicar el modelo es necesario contactar con un profesional del cuidado de la fertilidad y agendar la sesión introductoria, los profesionales que prestan este servicio están debidamente capacitados, se adhieren al código de ética además dan testimonio con sus vidas lo cual contribuye a que se brinde una atención íntegra, se puede tomar la sesión en cualquier lugar donde viva ya es un modelo estandarizado se utiliza y se lleva a cabo de la misma manera en todo el mundo, esto permite el control de calidad del sistema para garantizar que funciona tal como debería.

Por:
Carolina Rivera Martínez
Enfermera Profesional